La Comisión Europea (CE) adoptó el pasado 7 de marzo un conjunto de recomendaciones a los Estados miembros para que apliquen mejor las normativas medioambientales europeas, cuyo incumplimiento le cuesta a la Unión Europea en torno a 50.000 millones de euros al año en gastos sanitarios y para proteger el entorno.

jalonEl Ejecutivo comunitario pretende que estas recomendaciones sirvan para intensificar el diálogo entre los gobiernos y todas las demás partes implicadas para mejorar la aplicación del derecho comunitario, según explicó en un comunicado.

Además, recordó que los Veintisiete tienen la responsabilidad de hacer las inversiones necesarias para el cumplimiento de la normativa europea sobre medio ambiente, como en el tratamiento de los residuos, y para evitar infracciones como la caza ilegal de la animales protegidos.

El comisario de Medio Ambiente, Janez Potocnik, recordó en la citada nota que el derecho europeo -incluido el medioambiental- "no es un invento de Bruselas", sino que se adopta con el visto bueno de los Estados miembros.

"Unos doscientos textos legislativos bien asentados protegen nuestro medio ambiente, pero con demasiada frecuencia no se aplican correctamente", destacó Potocnik, para quien "esto no sólo perjudica al medio ambiente, sino también a la salud humana, genera incertidumbre para la industria y va en detrimento del mercado único".

Uno de los puntos más destacados de las recomendaciones es la mejora de la recopilación e intercambio de la información, ya que los "esfuerzos de vigilancia son desiguales en el conjunto de Europa, la información generada puede ser dispersa y obsoleta y no se pone en línea la suficiente información útil".

Según la CE, esto "permitirá detectar los problemas medioambientales graves más tempranamente, lo que permitirá ahorrar gastos a largo plazo".

Las inspecciones son otra de las cuestiones a mejorar, y el Ejecutivo europeo no descarta presentar en el futuro una propuesta legislativa que las regule a nivel europeo, pero reconoce que existen resistencias por parte de los Estados miembros.

Las recomendaciones se presentarán ahora al Parlamento Europeo, a los Estados miembros, a los ciudadanos y a todos los actores interesados, unos debates que servirán de base para el séptimo programa de acción en materia de medio ambiente de la UE.

27/03/2012
Qué.es / EFE

Comentarios
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!